Escenario del mercado inmobiliario en Chile 2017

Enzo Langer Mercado Inmobiliario
Enzo Langer – Mercado Inmobiliario

¡Bienvenidos!

Soy Enzo Langer y esta será mi primera publicación sobre el mercado inmobiliario en Chile. Quise tener mi lugar propio en la web para comentarles sobre los cambios y tendencias que se proyectan en este rubro, para que se vayan haciendo una idea sobre lo que viene según sus apreciaciones y planes en el corto y largo plazo. Los invito a leer la siguiente nota.

Uno de las áreas más afectadas por los vaivenes de la economía ha sido el sector inmobiliario, gracias a las bajas en las compras, ventas o arriendos de inmuebles que desde 2015 el sector viene registrando. Una tendencia que para este año 2017 no se prevé que pueda variar.

Según los datos entregados por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), en el transcurso de 2016 se vendieron un total de 38.337 viviendas (hasta el tercer trimestre), lo que representa una baja de casi el 60% si se considera que en 2015, debido a que los clientes decidieron adelantar sus compras previo a la entrada en vigencia del IVA a las viviendas, se vendieron un total de 81.194 viviendas. Las proyecciones que se realizan es que los niveles de las ventas se mantendrán en 2017.

Según Vicente Domínguez, Director Ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, el escenario se mantendrá pues “pensamos que el mercado residencial de la Región Metropolitana estará plano este año. Los movimientos ─ya sea hacia arriba o hacia abajo─ serán inferiores a dos dígitos”, quien agrega que: “proyectamos algo parecido al cuarto trimestre del año pasado”.

Por otro lado, el gerente de estudios de la Cámara Chilena de la Construcción, Javier Hurtado, sostiene que debiera presentarse una leve mejoría en las ventas en comparación con el año 2016, acercándose a los niveles del período 2013/2014 donde el promedio de las ventas llegó a las 65.000 viviendas.

De esta forma, Hurtado estima que la el mercado retomará el impulso de manera lenta ya que “no se recuperará todo de inmediato, porque la caída del año pasado fue grande”.

Además, Hurtado plantea que es probable que se presente un escenario pesimista, donde se puede proyectar que las ventas pueden llegar a caer en un 5%. En este sentido, son tres los factores que soportan el escenario negativo: la ley de aportes, cuya entrada en vigencia se espera para el próximo año, un año después de que se conozca el reglamento que recién está en discusión, lo que según el experto “significará mayores costos para cualquier desarrollo inmobiliario. Según la ley, no sólo los grandes proyectos deberán mitigar sus externalidades, sino todos los proyectos, y eso implicará un aumento de costos”. Segundo factor es el proyecto conocido como Ley Caval, que establece un impuesto al cambio de uso de suelo de rural a urbano, y tercero, son los congelamientos de los planos reguladores a nivel municipal, lo que según el investigador “produce distorsiones de precios”.

Inversión inmobiliaria

Un punto de interés en medio de esta “crisis” es el nivel de inversión que las empresas inmobiliarias activarán para el desarrollo de sus planes de negocio durante el año 2017.

Según publica Pulso, el Grupo Echeverría Izquierdo proyecta una inversión de US$120 millones para este año, de los cuales, el 75% corresponden a la inmobiliaria. En materia de ventas, tomando como unidad de medida las promesas de compraventa, aspiran a un crecimiento de 15% respecto de 2016.

“El mercado está más contenido, más flojo que en 2015 y también que en 2016, porque el año pasado hubo algunos proyectos sin IVA. En cambio, la venta para 2017 en gran mayoría ya es con IVA, por lo cual estamos pronosticando un mercado más restringido”, asegura el Gerente de General del grupo, Raimundo Cruzat.

A su turno, Ana María del Río, Gerente Comercial de Siena Inmobiliaria, sostiene que las ventas en 2017 debieran ser levemente superiores durante este año, considerando los resultados del segundo semestre del año pasado. De esta forma explica que: “esperamos que 2017 siga siendo un año de normalización de las variables de la industria, donde las inmobiliarias comenzarán a reponer selectivamente la oferta mediante nuevos lanzamientos y haciendo esfuerzos por diferenciarse de sus competidores, todo esto bajo un supuesto de un crecimiento de la economía levemente superior al de 2016 y una tasa de desempleo controlada”.

¿Qué les pareció esta información?

Dejen sus comentarios, feliz respondo a cada uno de ustedes.

Muchas gracias por leer.

Enzo Langer.